miércoles, 5 de octubre de 2011

CAPÍTULO XI




BIENVENIDOS!
Estimados alumnos, este es un espacio en el que participarán con sus comentarios de los capítulos de la lectura del libro de MALVA TAHAN, "EL HOMBRE QUE CALCULABA".
En esta entrada participarán con el capítulo XI. Por favor, cuiden su ortografía, la cual será evaluada, así como eviten escribir con abreviaturas. Espero aprovechen este espacio para leer los comentarios de sus compañeros, los cuales también pueden comentar.
Les deseo éxito en sus actividades!.

31 comentarios:

  1. Jóvenes preparatorianos, los invito a que participen ya en este blog con sus valiosos comentarios sobre "El hombre que calculaba". Recuerden no escribir con claves, cuidar su ortografía y comentar muy bien el capítulo con sus propias palabras (como si le estuvieran contando un cuento a otra persona/s). Adelante!

    ResponderEliminar
  2. Hola buen día, el capitulo XI del libro trata sobre que Beremiz espesaba a impartir lecciones de matemáticas en un lugar muy acogedor y hermoso acompañado principalmente de el jeque y su hija. El inicio con una plegaria posteriormente dejo que "los números gobernaban al mundo" y que todo esta relacionado con los números al igual que ahí algunas cosas que no podemos medir o juntar (unir). También menciono algunas de las ramas que tienen las matemáticas y que todas están relacionas entre si, finalizando su primera clase con una narración con el propósito de hacerles entender a sus súbditos que las matemáticas son algo fundamental en cualquier espacio y mas en un comunidad para convivir mejor y tener mas prosperidad en todos los aspectos ya que sin ellas seria un desastre. La hija del jeque termino con una plegaria.

    ResponderEliminar
  3. Muy bien Gaby. Sólo cuida los acentos (como en inició,etc.). Te felicito por ser la primera en participar. Ahora participa en la siguiente entrada.

    ResponderEliminar
  4. Por favor regístrense con su nombre y apellidos para poder identificarlos y anotarlos en mi lista. Entendido "poocoyo"?

    ResponderEliminar
  5. hola a todos.
    Beremiz llego a la casa del jeque para poder impartir su clase a la joven, la casa era muy lujosa, llego al aposento a dende estaba la joven el cual tambien era muy lujoso pero la joven estaba del otro lado del aposento y solo se podia observar su silueta, el jeque le dijo a su hija que pusiera mucha atencion. Beremiz se sento y comenzo con una plegaria hacia allah, despues le comenzo a hablar de la unidad, la medida, la geometria entre otras cosas, tambien le conto la historia de un rey, donde el rey habia tenido un sueño en donde habia soñado con 9 mujeres, al otro dia, el rey consulto a un astroogo que predecia los sueños y le conto el suyo, el astrologo le dijo que las 9 mujeres eran las bellas artes, y que todas las bellas artes eran regidas por las matematicas, entonces el rey impartio las matematicas por todo su reino y el reino prospero enormente, pero cuando el rey murio entro al poder un hombre al que solo le importaban lasa diversiones y todo el reino se vino abajo. el calculador le exoplico a la joven que con todo esto le queria dar a entender que las matematicas eran muy importantes en todos los ambitos. Asi fue como beremiz termino su clase y la joven hizo una plegaria a allah.
    Espero y les guste y le entiendan a mi comentario.

    ResponderEliminar
  6. Buen comentario Vero. Cuida también tu ortografía, coloca acentos (la mayoría de los verbos en pasado se acentúan).ahora participa en la otra entrada para el siguiente capítulo.
    saludos!

    ResponderEliminar
  7. Hola a todos, una disculpa por tardarme mucho en comentar el blog, bueno empezare a comentarles una breve síntesis de Beremiz(el hombre que calculaba).
    Beremiz llego ha enseñarle a su hija del jeque, Beremiz comenzó con una plegaria, al terminar de decir la plegaria dijo que los numeros gobiernan el mundo y dicho eso comenzo a explicar con una historia sobre "el rey Asad-Abu-Carib" la historia dice que un día el rey Asad-Abu-Carib se encontraba descansando en un amplio mirador de su palacio, y soñó que se encontraban siete jóvenes caminando por una senda, en un momento vencidos por la fatiga se detuvieron después una princesa les dio un cántaro con agua, al despertar el rey Asad-Abu-Carib fue con un astrólogo famoso y el astrólogo dijo que esas siete jóvenes eran las artes divinas y las ciencias humanas, la Pintura, la Música, la Escultura, la Arquitectura, la Retórica, la Dialéctica y la Filosofía y la princesa eran las matemáticas y determino que las matemáticas eran indispensables para todo, cuando murió el rey Asad-Abu-Carib toda la ciudad se quedo sin avance económico las escuelas cerraron, todo era organización.
    En conclusión que las matemáticas son indispensables para el desarrollo de su ciudad y para comprender las ciencias

    ResponderEliminar
  8. Bien Iván. Comenta la siguiente entrada.

    ResponderEliminar
  9. Hola en el capitulo XI donde Beremiz comienza a impartir sus clases en aposento muy acogedor muy bonito las paredes adornadas un perfume de incienso y rosas un cortinaje de terciopelo después de admirar su aposento se dio cuenta de que junto ala puerta estaba una esclava negra y era hija del jeque se llamaba Telassimm y el jeque le dijo que se colocara detrás del aposento y comenzó a dar sus clases y comenzó con una plagaría luego explico que es medir, sobre la aritmética ,los números y sus propiedades, el algebra, la geometría, y después les conto una historia del sueño que había tenido el rey Assad-Abu-Carib un día el descansando soñó a siete jóvenes que caminaban y fatigados por la sed se detuvieron y una princesa les dio agua en un cántaro al despertar el rey consiguió un hombre que le ayudara a ver que significara su sueño y le explico que los siete jóvenes eran artes divinas y la princesa era las matemáticas y desde entonces construyo en la s aldeas escuelas para que se les enseñara las matemáticas y poco a poco fueron creciendo hasta que se convirtió el país en progreso y riqueza cuando el rey murió otro rey y tiempo después todo se callo abajo y el país se fue a la ruina y para mi es que toda ciencia tiene que verse relacionada con las matemáticas.

    ResponderEliminar
  10. Entraba Beremís, el Bagdalí y Iezip a la habitación de la hija de Iezip, Telassim, quien estaba a través de un velo en el cual no se veía si la silueta, Beremís (El calculista) empezó a enseñarle y comenzó hablándole de Platón y de la vida de ilustres personas matemáticas, luego se puso a explicarle la ligación de las Matemáticas con cualquier otra ciencia, que la Matemática estaba ligada hasta con la más simple idea ya sea en álgebra, geometría, Aritmética, mecánica y astronomía, y así dio por concluida la primera clase de Matemática.

    ResponderEliminar
  11. ESMERALDA: BUEN COMENTARIO. COLOCA ACENTOS.
    JUNIOR:BIEN;SÓLO PROFUNDIZA MÁS EN TUS COMENTARIOS.

    ResponderEliminar
  12. en el capitulo 11 en la habitación en que Beremís debía realizar su curso de Matemática era espaciosa. Estaba dividida en el centro por una gran cortina de terciopelo rojo que descendía del techo hasta el suelo. El techo era de colores y las columnas doradas. Esparcidos sobre las alfombras se encontraban grandes almohadones de seda con leyendas del Corán.La tarde declinaba; en el aire flotaba un suave perfume de incienso y rosas.
    Las ventanas, de pulido mármol, estaban abiertas, dejando ver el jardín y los frondosos pomares, que se extendían hasta el parduzco y triste río y pues es todo lo que mas me agrado.

    ResponderEliminar
  13. Capitulo 11.- Hola este capitulo se titula, la primera clase de matemáticas: en esta ocasión Beremis comienza a dar su curso de matemáticas en una habitación espaciosa a la hija del Sheik que se menciona en el capitulo anterior, pero claro que esta ves el reto era grande porque las clases tendrían que darse estando detrás de una cortina la joven de nombre Telassim, y pues así se dispuso pero antes el Sheik hizo una oración y al terminar algo curioso sucedió es gran sabio exclamo: “Los números gobiernan el mundo”. Luego el sabio explico la gran importancia de todas las ciencias y principalmente de las matemáticas, que estas nos enseñan a ser sencillos y modestos pero sobre todo que es la base de todas las ciencias y todas las artes.

    ResponderEliminar
  14. Es fascinantre como el calculista narra historias impresionantes que te dejan muy en claro lo que son las matematicas, como relaciona las matematicas con todas las ciencias, ya que las matematicas son las bases de estas; creo que todos aprenderiamos muy bien con este tipo de explicaciones y mas aun relacionandolo con historias, metaforas y en un lugar tan tranquilo y apacible en el que a cualquiera le gustaria estar. Me agrada una frase que se sita así: "Hay una ciencia única, la Matemática, la cual nadie se puede jactar de conocer, porque sus conocimientos son, por su naturaleza, infinitos, y de la cual todos hablan, sobre todo los que más la ignoran." Esta frase te da de que pensar y hay que reflexionar.

    ResponderEliminar
  15. Agustín: Narra con tus propias palabras de lo que trató el capítulo.
    Arely y Karla: Buen comentario. Coloquen acentos.
    Ahora a participar en los siguientes capítulos.
    Suerte!

    ResponderEliminar
  16. capitulo 11:"primera clase de matematica"
    En la habitacion que Beremis debia realizar su curso era muy espaciosa y dividida por una cortina de terciopelo y en el centro entre dos columnas se leeia un mensaje “Cuando Alah quiere bien a uno de sus servidores

    abre para él las puertas de la inspiración.”
    las ventanas estaban abiertas respirando un olor de incienso y rosas Beremis pregunto al sheik que si la joven se halla ya presente y si ella se encontraba del otro lado de la habitacion detras de una cortina el sheik preguntandole a Telassim que si se encontraba lista para que tomara su primera clase ella contesto con una voz muy femenina si padre Beremis se encontraba prepearado para su primera clase sentándose sobre un almohadón Beremis comenzo con una oración comento que un filósofo llamado Platón el gran sabio dijo:“Los números gobiernan el mundo”.

    ResponderEliminar
  17. HOLA: Nuevamente estoy participando en este blog de matemáticas. Espero estén deleitándose con las lecturas. Sigamos haciéndolas, pues sólo así desarrollaremos esta habilidad.

    ResponderEliminar
  18. de como beremiz empezo a dar su primera clase de matematicas
    Beremiz daba clases en un lugar muy espacioso ,habla de como es aquel lugar ,dice que el techo estaba coloreado y las columnas eran doradas ,tambien que en el centro de la casa entre las columnas ,habian unas letras que decia:Cuando allah ama a sus siervos ,les habre la spuertas de la inspiracion . Una joven iba a ser discipula de Beremiz pero a ella nadie la podria ver ddurante la instancia en aquel lugar ,la joven se llamaba Telassim ,y Lezzid era el padre de aquella joven y el fue el que le dijo a Telassim que procurara estar atenta para que aprendiera co mayor facilidad .
    Entonces Beremiz empezo adar sus lecciones ,primero inicio con una plegaria ,despues Beremiz dijo:Que cuando miramos hacia el cielo ,en una noche en calma ,sentimos que nuestra inteligencia es incapaz de comprender la sobras maravillosas que a hecho el creador.
    Tambien que la matematica tiene que estudiar numeros y sus propiedades al igual que sus transformaciones.

    ResponderEliminar
  19. Capitulo 11
    El aposento donde Beremis tenia que dar sus clases era muy espacioso con cortinas muy grandes su piso muy bonita asta el mas significante cuadro era lindo sus ventanas eran de mármol donde estas dejaban ver el hermoso jardín una esclava negra llevo al hombre que iba a ser esclavo de Beremis pero era tan delgado que ni siquiera se distinguía después de ello Beremis comenzó sus lecciones comenzó con una plegaria después de ella les comento que el había conocido a Pitágoras y dijo que era más sabio que Allah el comento que los números dominan al mundo y les explico que absolutamente todo esta relacionado con ello y les dio un sinfín de ejemplos terminaron con una frase dándole gracias a dios .

    ResponderEliminar
  20. Hola pues el capitulo 10 trata de cuando ya están en la morada de lezip hadi Guiados por un amable y diligente criado, atravesamos de prisa las calles tortuosas del barrio Mouassan, yendo a dar un suntuoso palacio que se erguía en medio de un bello jardín.
    Beremís quedó encantado con el aspecto artístico que el rico Iezid procuraba dar a su residencia. Tuvo una gran impacto de repeler la descortesía de aquel atrevido. Beremís, sin embargo, continuaba imperturbable. Era posible, tal vez, que el algebrista descubriera, en las palabras insultantes que oyera, nuevos elementos para hacer cálculos o para resolver problemas. El poeta, mostrándose apenado por la actitud poco delicada de su amigo, dijo:
    - Perdone, señor calculista, el juicio precipitado que acaba de hacer mi primo “el-hadj” Tara-Tir . Él no conoce, ni puede evaluar su capacidad matemática, pues está por demás ocupado por el futuro de Telassim. Entonces ¡ Admirable! –exclamó Iezid entusiasmado-. Es así. su colección era de medio millar. Descontando los tres que IVA a soltar y un ruiseñor que le envió a Mosul, quedan precisamente 496. La suma de los divisores de 496, menores a 496 es:
    1
    2
    4
    8
    16
    31
    62
    124
    suma = 248
    esta fue la suma que utilizo para sacar la respuesta que el avían cuestionado

    ResponderEliminar
  21. capituo 11
    hola El capitulo 11 se trata de cuándo el hombre que calculaba iba a dar su primer clase de matemáticas pero era en una mansión para dar clases El número y el universo. Una frase de Platón. La unidad y Dios. Que medir. Las partes que forman la Matemática. La Aritmética y los números. El Álgebra y las relaciones. La Geometría y las formas. La Mecánica y la Astronomía. Un sueño del rey Aldebazan. La “alumna invisible” eleva a Alah una oración. la habitación en que Beremís debía realizar su curso de Matemática era espaciosa. Estaba dividida en el centro por una gran cortina de terciopelo rojo que descendía del techo hasta el suelo. El techo era de colores y las columnas doradas. Esparcidos sobre las alfombras se encontraban grandes almohadones de seda con leyendas del Corán. Adornaban las paredes caprichosos arabescos azules entrelazados con hermosos versos de Antar, el poeta del desierto. En el centro, entre dos columnas, con letras de oro sobre fondo azul, se leía este notable dístico: “Cuando Alah quiere bien a uno de sus servidores abre para él las puertas de la inspiración.”

    ResponderEliminar
  22. Hola el capitulo 12 se trata dondeEn el cual veo a Beremís interesado en el juego de saltar concuerda. La curva del “baq-taque” y las arañas. Pitágoras y el círculo. Encontramos a Harid Namur. El problema de los 60 melones. Cómo perdió el intendente la apuesta. La voz del muecín ciego llama a los creyentes para la oración de “mogreb”.
    cuando dejamos el hermoso palacio del poeta Iezid, faltaba poco para la hora del “ezzan”. Al pasar por el “marabú” de Ramir oí el suave gorjeo de un pájaro entre las ramas de una vieja higuera.
    - Es, con seguridad, uno de los libertos de hoy –observé-. Reconforta oírlos traducir en melódicos cantos, la alegría de la libertad reconquistada.
    - Hay, sin embargo –prosiguió-, muchas otras curvas más importantes. Debo citar, en primer lugar, el círculo. Pitágoras, filósofo y matemático, consideraba al círculo como la figura más perfecta, relacionándolo así con la idea de perfección. Entre todas las curvas más perfectas, el círculo es la que tiene el trazado más simple. Beremís, interrumpiendo en ese momento la disertación apenas comenzada sobre las curvas, señaló hacia un jovencito que se hallaba a corta distancia y gritó:
    - ¡Harim Namir! El joven se volvió rápidamente y vino alegre a nuestro encuentro.
    Este hombre que acaba de llegar, es un gran matemático. Gracias a su valiosa ayuda pusimos hallar la solución perfecta de un problema que nos parecía imposible: dividir 35 camellos entre 3 personas. Dijeron Estoy seguro de que él podrá explicar, en pocos minutos, la diferencia encontrada en la venta de los 60 melones. Este hombre que acaba de llegar, es un gran matemático. Gracias a su valiosa ayuda pusimos hallar la solución perfecta de un problema que nos parecía imposible: dividir 35 camellos entre 3 personas. Estoy seguro de que él podrá explicar, en pocos minutos, la diferencia encontrada en la venta de los 60 melones.

    ResponderEliminar
  23. El encanto de la vida depende únicamente de las buenas amistades que cultivamos.”
    A la izquierda se destaca el profundo concepto de Hatim, de la tribu de Tai:
    “La buena amistad es para el hombre lo que el agua pura y límpida para el beduino sediento.”
    Sí, todo eso es sublime, profundo y elocuente. La mayor belleza, sin embargo, reside en el ingenioso artificio empleado por el calígrafo para demostrar que la amistad que los versos exaltan, no existe solamente entre los seres dotados de vida y sentimientos. La amistad se halla, también entre los números.¿Cómo descubrir - entre los números, aquellos que están unidos por los lazos de la amistad matemática? ¿De qué medios se vale el geómetra para señalar en la serie numérica los elementos ligados por la estima? En pocas palabras podré explicar en qué consiste el concepto de los números amigos en Matemática.
    Consideremos, por ejemplo, los números 220 y 284.
    El número 220 es divisible exactamente por los números:
    1, 2, 4, 5, 10, 11, 20, 22, 44, 55 y 110.
    Estos son los divisores de 220 menores que 220 y su suma:
    1 + 2 + 4 + 5 + 10 + 11 + 20 + 22 + 44 + 55 + 110 = 284
    El número 284 es –a su vez- divisible exactamente por los números:
    1, 2, 4, 71 y 142.
    Son esos los divisores de 284 menores que 284 y su suma:
    1 + 2 + 4 + 71 + 142 = 220
    Hay entre esos números relaciones notables. Si sumamos los divisores de 220, arriba indicados, obtenemos una suma igual á 284; si sumamos los divisores de 284, el resultado es, precisamente, 220.

    ResponderEliminar
  24. Hola pues el capitulo 14 trataque Después que el jefe Nuredin Zarur –el emisario del rey- partió en busca del calígrafo que dibujara las 504 palabras de las leyendas de la Sala de Audiencias, entraron en ella cinco músicos egipcios que ejecutaron, con gran sentimiento, las más agradables canciones y melodías árabes. En cuanto los músicos hicieronvibrar sus laúdes, arpas cítaras y flautas, dos graciosas bailarinas djalcianas , para mayor entretenimiento de todos, danzaron sobre una gran tarima circular. Era asombrosa la semejanza que se observaba entre las dos jóvenes esclavas. Sin embargo, le parecis relativamente fácil – añadió el calculista- distinguir a Iclinia de su hermana Tabessan, basta reparar en la hechura de los trajes de ambas.¡Cómo! –dijo el sultán-. Por los trajes no se podrá descubrir la menor diferencia, pues determiné que ambas usasen velos, blusas y mhazmas rigurosamente iguales.
    - Pido perdón, rey generoso – contradijo Beremís-, mas las costureras no acataron su orden con el debido cuidado. La “mhazma” de Iclinia tiene en el borde, 312 franjas, mientras que la de Tabessan sólo posee 309 franjas. Esa diferencia de 3 franjas es suficiente para evitar la confusión entre las dos hermanas gemelas.Al oír tales palabras, el califa batió palmas, haciendo parar el baile, y ordenó que un “haquim” contase, una por una, todas las franjas que aparecían en las polleras de las bailarinas.
    El resultado confirmó el cálculo de Beremís. Iclinia tenía en el vestido 312 franjas y Tabessan 309.Privilegio grande del matemático es esa ligazón íntima y misteriosa entre él y su aspiración, que, fuera de sí mismo, casi no interesa a nadie; análogamente decía de las aplicaciones prácticas de la ciencia que apasionan a las multitudes, y frente a las cuales él permanece aparentemente ajeno. Que ese acuerdo entre las especulaciones matemáticas y la vida práctica se expliquen por medio de argumentos matemáticos o de teorías biológicas, no importa; lo cierto es que esa relación existe y que la Historia sólo ha logrado confirmarlo. En los estudios más áridos y abstractos el matemático trabaja convencido que su labor, hoy o mañana, será útil a sus semejantes. Esa certeza de la gran utilidad de su obra permite al matemático entregarse, sin reserva y sin remordimiento, a los placeres de la imaginación creadora, sin pensar más que en su propio ideal de belleza y verdad.

    ResponderEliminar
  25. hola voy a publicar acerca del capitulo 11 se trata de que a Bermis iba a impartir clases a la joven el lugar era muy bonito el techo estaba coloreado y las columnas eran doradas con alfombras y cojines se notaba un perfume a incienso y rosas las ventanas de mármol pulido entonces pregunto al jeque si ya estaba lista la joven dijo que si entonces se coloco al otro lado del aposento detrás del tapis y solo se podía observar su silueta entonces el jeque le dijo a su hija que pusiera mucha atención y comenzó su clase empezó hablarle de a unidad la geometría la medida etc. también le conto acerca de un rey que tubo un sueño 9 mujeres que eran una obra de arte el rey impartió las matemáticas por todo su reino y cuando el rey murió el calculado r explico todo esto ala joven entre otras cosas el jeque quedo muy agradecido y eso fue lo que entendí sobre este capitulo.

    ResponderEliminar
  26. Hola el capitulo 15 trata de en el cual Nuredin regresa a la Sala de Audiencias. La información que obtuvo de un “imman”. Como vivía el pobre calígrafo. El cuadrado lleno de números y el tablero de ajedrez. Beremís habla sobre los cuadrados mágicos. La consulta del “ulema”. El rey pide a Beremís que le cuente la leyenda del juego de ajedrez. uredin no fue favorecido por la suerte al ir a desempeñar su misión. El calígrafo que el rey quería interrogar con tanto empeño sobre el caso de los “números amigos”, no se encontraba más en la ciudad de Bagdad. A relatar las medidas que tomara para dar cumplimiento a la orden del califa, habló así el noble musulmán:- Salío de este palacio, acompañado por tres guardias, hacia la mezquita de Otman (Alah la ennoblezca cada vez más). lo informó un viejo “imman”, que vela por la conservación del templo, que el hombre que buscaba había, efectivamente, residido algunos meses en una casa próxima. Pocos días antes, sin embargo, salió para Basora, con una caravana de vendedores de tapices y velas. Supo también que el calígrafo (cuyo nombre el “imman” ignoraba) vivía sólo, y que raras veces dejaba la pequeña y modesta habitación en que moraba. Creyó necesario examinar esa habitación, en procura de algún indicio que facilitase la pesquisa.Los números que ocupan las diferentes casillas del cuadrado mágico deben ser todos diferentes y tomados en su orden natural. El origen de los cuadrados mágicos es oscuro. Se cree que la construcción de esas figuras constituía ya, en épocas remotas, un pasatiempo que absorbía la atención de gran número de curiosos.Como los antiguos atribuían a ciertos números, propiedades cabalísticas, era muy natural que viesen virtudes mágicas en los arreglos especiales de esos números.La constante 34 de este cuadrado mágico no solamente se obtiene sumando los números de una misma columna, o de una misma fila, o de una diagonal, sino también sumando de otras maneras cuatro números del cuadro, por ejemplo, 4+5+11+14 = 34; 4+9+6+15 = 34; 1+11+16+6 = 34,… y así de 86 modos diferentes.

    ResponderEliminar
  27. Hola pues esta Leyenda sobre el juego de ajedrez, contada al califa de Bagdad, Al-Motacen Billah, Emir de los Creyentes, por Beremís Samir, el “Hombre que calculaba”.
    En pocas horas el monarca aprendió las reglas del juego, consiguiendo derrotar a sus visires en partidas que se desenvolvían impecablemente sobre el tablero. Sessa, de vez en cuando, intervenía respetuoso, para aclarar una duda o sugerir un nuevo plan de ataque o de defensa. En determinado momento el rey hizo notar, con gran sorpresa que la posición de las piezas, por las combinaciones resultantes de diversos lances, parecía reproducir exactamente la batalla de Dacsina. Observad –dijo el inteligente brahmán- que para conseguir la victoria es imprescindible el sacrificio de este visir.
    E indicó precisamente la pieza que el rey Iadava, en el desarrollo del juego, pusiera gran empeño en defender y conservar. El juicioso Sessa demostraba, de ese modo, que el sacrificio de un príncipe es a veces impuesto como una fatalidad, para que de él resulten la paz y la libertad de un pueblo.
    Al oír tales palabras, exclamó el rey Iadava, sin ocultar su entusiasmo: No creyó nunca, que el ingenio humano pudiera producir maravillas como este juego, tan interesante al par que instructivo. Moviendo esas simples piezas, aprendío que un rey nada vale sin el auxilio y la dedicación constante de sus súbditos, y que, a veces, el sacrificio de un simple peón vale más, para la victoria, que la pérdida de una poderosa pieza.Y, dirigiéndose al joven brahmán le dijo:- Quiero recompensarle, amigo mío, por este maravilloso obsequio, que de tanto me sirvió para aliviar viejas angustias. Pide, pues, lo que desees, para que yo pueda demostrar, una vez más, como soy de agradecido con aquellos que son dignos de una recompensa. Las palabras con que el rey traducía su agradecimiento dejaron indiferente a Sessa. Su fisonomía serena no traducía la menor emoción ni la más insignificante muestra de alegría o sorp o.resa. Los visires miraban atónitos y asombrados su apatía ante un ofrecimiento tan magnánim rey todopoderoso –recriminó el joven con suavidad y altivez. No deseava, por el presente que hoy os traje, otra recompensa que la satisfacción de haber proporcionado al señor de Taligana un pasatiempo agradable para aligerar el peso de las horas alargadas por agobiadora melancolía

    ResponderEliminar
  28. Hola pues este capitulo es En el cual el “Hombre que calculaba” recibe innumerables consultas. Creencias y supersticiones. Unidad y figura. El cuentista y el calculista. El caso de las 90 manzanas. La Ciencia y la Caridad.
    partir del célebre día en que estuvab, por primera vez, en la Sala de Audiencias del Califa, su vida sufrió profundas modificaciones. La fama de Beremís aumentó considerablemente. En la modesta fonda en que vivian, los visitantes y conocidos no perdían oportunidad de lisonjearlo con repetidas demostraciones de simpatía y respetuosos saludos. Todos los días veíase obligado el calculista a atender decenas de consultas. Una vez era un cobrador de impuestos que necesitaba conocer el número de “ratls” impuestos en un “abás” y la relación entre esa unidad y el “cate ; aparecía, en seguida, un “hequim” ansioso por oír a Beremís una explicación sobre la cura de ciertas fiebres por medio de siete nudos hechos en una cuerda; más de una vez el calculista fue llamado por los camelleros que quería saber cuántas veces debía un hombre saltar una hoguera para librarse del Demonio. Aparecían a veces, al caer de la noche, soldados turcos, de aviesa mirada, que deseaban aprender medios seguros para ganar en el juego de los dados. Tropecé, muchas veces, con mujeres –ocultas por espesos velos- que venían, tímidas, a consultar al matemático sobre los números que debían tatuarse en el antebrazo izquierdo para tener buena suerte, alegría y riqueza.
    A todos atendía Beremís Samir con paciencia y bondad. Aclaraba las dudas a algunos, daba consejos a otros. Procuraba destruir las creencias y supersticiones de los mediocres e ignorantes, mostrándoles que ninguna relación puede existir., por la voluntad de Alah, entre los números y las alegrías o tristezas del corazón. Y procedía así, guiado por elevado sentimiento de altruismo, sin perseguir lucro ni recompensas. Rechazaba sistemáticamente el dinero que le ofrecían, y cuando algún rico “sheik”, a quien enseñara, insistía en pagar la consulta, Beremís recibía la bolsa llena de denarios, agradecía la limosna y mandaba distribuirla íntegramente entre los pobres del barrio. Cierta vez un mercader, llamado Aziz Neman, trayendo un papel lleno de números y cuentas, vino a quejarse de un socio, a quien llamaba “miserable ladrón”, “chacal inmundo” y otros epítetos no menos insultantes. Beremís procuró calmar el ánimo exaltado del comerciante, llamándolo al camino de la humildad.

    ResponderEliminar
  29. Hola en el capitulo 18 En el cual volvemos al palacio del sheik Iezid. Una reunión de poetas y letrados. El homenaje al Maharajá de Laore. La Matemática en la India. La perla de Lilavati. Los problemas de Aritmética de los hindúes. El precio de la esclava de 20 años
    l día siguiente, a la primera hora de “sob”[1], vino un egipcio con una carta del poeta Iezid, a buscarnos a nuestra humilde posada.
    - Todavía es muy temprano para la clase (advirtió tranquilo, Beremís). Dudo quesui paciente alumna haya sido prevenida.El egipcio explicó que el “sheik”, antes de la clase de Matemática, deseaba presentar al calculista a su grupo de amigos. Convenía, pues, llegar más temprano al palacio del poeta.
    Esta vez, por precaución, fuimos acompañados por tres esclavos negros, decididos y fuertes, pues era muy posible que el terrible y celoso Tara-Tir intentase, en el camino, asaltarnos y matar al calculista, en el cual, parece, preveía a un poderoso rival.Una hora después, sin que nada anormal ocurriera, llego a la magnífica residencia del “sheik” Iezid. El esclavo egipcio nos condujo, a través de interminable galería, hasta un hermoso salón azul adornado con frisos dorados. Alí se encontraba el padre de Telassim, rodeado de varios letrados y poetas.
    - ¡Zalam aleikum!
    - ¡Masa al-quair, sheik!
    - ¡Venta ezzaiac!
    Cambiándose esos atentos saludos, el dueño de casa nos dirigió unas palabras amistosas convidándonos a tomar parte en aquella reunión.los sentamos, sobre blandos cojines de seda. Una esclava morena, de ojos negros y vivaces, nos trajo frutas, dulces secos y agua perfumada con rosas. Observé entonces que uno de los invitados que parecía extranjero, ostentaba en sus trajes un lujo excepcional. Vestía una túnica de satín blanco de Génova, sostenida con un cinturón azul adornado con brillantes, y del cual colgaba un lindo puñal con el cabo de lapislázuli y zafiros. El turbante, de seda color rosa, adornado con hilos negros, tenía diseminadas piedras preciosas, y sus manos, trigueñas y finas, se veían realzadas por el brillo de los anillos que cubrían los dedos. Ilustre geómetra –dijo el sheik Iezid, dirigiéndose al calculista-: noto bien que estáis sorprendido con la reunión que promoví hoy en esta humilde tienda. Debía de, por tanto, informaros que esta reunión no tiene otra finalidad que la de tributar homenaje a su
    ilustre huésped, el príncipe Cluzir-el-din Meubareo-Scha señor de Loare y Delhi.

    ResponderEliminar
  30. Hola en es capitulo veremos cuandol Beremís da la segunda clase de Matemática. Número y sentido del mismo. Las diferentes definiciones de número. Los guarismos. Los sistemas de numeración. Numeración decimal. El cero. Oímos nuevamente la voz de la alumna invisible. El gramático Doreid, cita un poeta.
    erminada la refección, a una señal del sheik Iezid, se levantó el calculista. Había llegado la hora establecida para la segunda clase de Matemática. La “alumna invisible” ya se hallaba esperando al profesor. Después de saludar al príncipe y a los sheiks que conversaban en el salón, Beremís, acompañado de una esclava se encaminó hacia el aposento preparado para la lección. Se lebanto también, y acompañarlo al calculista, ya que tenía autorización para asistir a las lecciones dadas a la joven Telassim. Uno de los presentes, el gramático Doreid, amigo del dueño de la casa, también deseó oír la lección y, dejando la compañía del príncipe Cluzir Schá, los siguió. Doreid era un hombre de mediana edad, muy alegre, de rostro anguloso y expresivo. Atravesaron una suntuosa galería tapizada con gobelinos y, guiados por una esclava circasiana de esplendorosa belleza, llegamos, al fin, a la sala de Matemática. El primitivo cortinado rojo que ocultaba a Telassim había sido sustituido por otro azul que tenía en el centro un gran heptágono estrellado.
    A su lado, sobre una mesita de ébano, había un ejemplar del Corán. La esclava circasiana, de confianza del sheik Iezid, y otra persa, de ojos dulces y sonrientes, se apostaron junto a la puerta. El egipcio, encargado de la guardia personal de Telassim, se recostó indolente contra una columna.
    Después de la oración, así habló Beremís: No sabemos, señora, cuando la atención del hombre fue despertada por la idea de número. Las investigaciones hechas por los filósofos se remontan a los tiempos que solo se perciben a través de las nebulosas del pasado

    ResponderEliminar